Loader

Haz que te encuentren con los ojos cerrados

Cuando nos detenemos a observar el etiquetado de cualquier producto, podemos comprobar la enorme importancia que éste tiene, tanto para quien lo lanza al mercado, como para el consumidor final. En dicho etiquetado encontramos la información necesaria sobre las características de ese artículo: su composición, ingredientes, caducidad, lugar de fabricación, precauciones de uso… De esa manera, la etiqueta consigue reflejar de una manera muy visual, no sólo el nombre y marca del producto, sino también su contenido, permitiéndonos diferenciarlo de otros similares.

El etiquetado personalizado

Cuando decimos que el etiquetado personalizado es la mejor carta de presentación de un producto, no estamos exagerando ni un ápice. Esa etiqueta, con su logo, sus colores, su dibujo o su diseño especial, es la que nos invita a probar un producto nuevo que nunca antes habíamos consumido, y que de otra manera, nunca hubiera llamado nuestra atención. No olvidemos que la mayor parte de las decisiones de compra las tomamos en los propios puntos de venta (supermercados, tiendas, farmacias, estancos…), y que algo que no llama nuestra atención no suele incorporarse a nuestro carro de la compra. Por eso, el etiquetado de un artículo es primordial en la estrategia de marketing de cualquier marca.

Ese etiquetado personalizado, su color, su manera distinta y única de colocar las letras que dan nombre al producto, entra por nuestros ojos y por nuestros sentidos. Y cuando ese artículo pasa a formar parte de nuestra lista de la compra de una manera habitual, es precisamente ese mismo etiquetado el que nos permite encontrarlo en las estanterías de los supermercados y centros de venta, aunque estén atiborradas de otros productos del mismo tipo. Lo buscamos con la mirada, y su etiqueta diferenciada logra que ese artículo sobresalga para nosotros por encima de los de la competencia, permitiéndonos volver a adquirirlo. 

Ejemplo de marcas que han personalizado su etiquetado

La etiqueta convierte a nuestro producto en algo único y especial. Y algunas marcas lo han visto con tanta claridad, que se han lanzado a realizar campañas publicitarias con etiquetas personalizadas, con las que han alcanzado un rotundo éxito en el mercado. Campañas innovadoras y diferentes, como las realizadas por dos importantísimas marcas que todos conocemos: Nutella y Coca-Cola. Dos gigantes en el mercado de consumo que han sabido sacarles aún más partido a sus productos, diferenciándolos del resto una vez más. 

Nutella inició una campaña de marketing cross-media con E-urek, una prestigiosa empresa especializada en marketing promocional directo. Dicha campaña, dirigida a aumentar la popularidad de la marca en redes sociales, ofrecía etiquetas personalizadas a todos sus fans de Facebook, que a través de una sencilla aplicación eran redirigidos la página web de Ferrero (empresa a la que pertenece Nutella). Una vez ahí, los consumidores dejaban sus datos personales y en pocos días recibían en sus domicilios dos etiquetas en las que aparecía escrito su nombre. Solo tenían que pegarlas en su tarro de Nutella… ¡Y listo! Ya tenían un producto totalmente personalizado. 

En un principio, la empresa calculó que podría dar cobertura a la nueva promoción con 1000 etiquetas semanales. ¿A quién lo le haría ilusión ver su nombre en letras grandes en un bote de Nutella? Sin embargo, la acogida entre los consumidores fue tan abrumadora que las etiquetas preparadas para la primera semana se agotaron en tan solo un par de horas. Eso hizo que la empresa tuviera que hacer un cambio respecto a esas previsiones iniciales, pasando a ampliar el número de etiquetas a 1.000 diarias.  ¡El éxito fue rotundo!

Por supuesto, los resultados excedieron con mucho las expectativas de la propia empresa, que pasó a multiplicar de una manera espectacular, tanto sus followers como los likes obtenidos. Si antes de iniciar la campaña tenían unos 34.000 seguidores en Facebook, cuando ésta terminó a los pocos meses ya contaban con unos 300.000. Muchos de ellos, incluso colgaban sus fotos con un tarro de Nutella en la mano, mostrando su nombre escrito en la etiqueta, con grandes letras. De este modo, fueron los propios consumidores los que se encargaron de hacerle publicidad al producto.

Fuente de la Imagen: Confitería Latam

 

Pero Nutella no fue la única empresa que apostó por una técnica de marketing tan innovadora y directa como esa. Un año antes, Coca-Cola, otro gigante del mercado, también obtuvo un rotundo éxito con una campaña similar en la que utilizó el etiquetado personalizado como reclamo. La lanzó en Australia y fue bautizada con el nombre Share a Coke” (Comparte una Coca-Cola), frase que se utilizó como eslogan durante la promoción. Se personalizaron todas las latas y botellas del famoso refresco, con más de 100 nombres de pila escritos en sus etiquetas y envases.

La empresa encargada de llevar a cabo la promoción fue Ogilvy, una prestigiosa empresa de marketing digital con la que Coca-Cola trabaja habitualmente desde hace varios años. El éxito fue tan rotundo que la multinacional decidió exportar la promoción a otros 30 países, entre los que figuraba España. Hace unos años, fue el momento elegido para lanzar esa campaña en nuestro país y la acogida entre los consumidores españoles fue tan espectacular que en el mes de diciembre ya se habían personalizado más de 500 millones de envases con los 120 nombres más utilizados (según datos tomados del Instituto Nacional de Estadística), tanto de hombre como de mujer. 

Aunque la campaña nació en un principio para atraer al público ”milenial”, resultó increíble ver en los supermercados a personas adultas buscando sus nombres escritos en cada lata y botella de Coca-Cola, con la misma ilusión que demostraban los jóvenes y los niños pequeños. Incluso desbarataban los lineales del súper en busca de los nombres de sus parejas, hijos, familiares y amigos, pues todos querían poder “compartir” una lata con sus seres queridos. Con esta campaña, arriesgada pero innovadora, la empresa consiguió fortalecer el vínculo entre la marca y sus consumidores. Y nos referimos a consumidores de todas las edades, lo que no es nada fácil de conseguir.

Fuente de la imagen: Netámbulo 

 

Si Nutella incrementó en más de un 700% sus seguidores en Facebook, Coca-Cola obtuvo en su página web una media de 3000 registros diarios y más de un 50% de nuevas visitas. Según datos facilitados por “Coca-Cola España”, las ventas aumentaron en un 13% tan sólo en las primeras cinco semanas de campaña.

Por lo tanto, no es suficiente con lanzar al mercado un producto de buena calidad aunque vaya acompañado de un logo llamativo. También se requiere un etiquetado que esté a la altura de las circunstancias, pues será la propia etiqueta la que actúe como reclamo ante el consumidor final. 

Gracias a ella, las ventas de nuestro producto serán las que esperamos tener… o no. Un producto apenas tendrá demanda entre los consumidores, por bueno que sea, si no va acompañado de un etiquetado que haga que nos fijemos en él. 

Algunas marcas, como Coca-Cola o Nutella, siempre han sabido diferenciar sus productos del resto, y en un mercado tan saturado como el actual, eso no resulta nada fácil. Pero además, han logrado poner en marcha campañas de marketing personalizado con una aceptación sin precedentes en el mercado de consumo, cosa que hoy en día, tampoco resulta sencillo. El éxito para ambas  empresas fue rotundo. ¿La clave? Conocer muy bien cómo funciona la mente del consumidor, saber acercar la marca al cliente y crear un lazo con él. Algo que parece muy simple, pero que no siempre se consigue llevar a cabo. Tanto Coca-Cola como Nutella supieron lanzar al mundo un mensaje similar y totalmente acertado: “Todos y cada uno de nuestros clientes son importantes para nosotros.” El mensaje caló, y las etiquetas personalizadas fueron la herramienta elegida para alcanzar el éxito.

¿Qué hace Rieusset al respecto? 

El equipo de Rieusset somos conscientes de la importancia de la investigación, la innovación y la proactividad empresarial para desarrollar nuevas soluciones que se anticipen y/o adapten a las tendencias del mercado. Por ello, atendiendo a esta nueva tendencia estamos desarrollando proyectos internos para cubrir, próximamente, dicha demanda con éxito. 

 

Rieusset
rieusset@gerosagroup.com