Loader

¿Para qué puede servir el bromo?

Ni idea, para algo servirá, ¿es una App?, ¿es un ingrediente de la gastronomía molecular?…..Estas son posibles respuestas ante un titular con un tal bromo de protagonista, al que a pocos ha sido presentado y que por ello goza de ínfima popularidad frente a su bien conocida víctima, la legionella.

De la legionella y su indeseable presencia mucho se habla y se escribe, pero al margen de saber que puede ser muy nociva, en muchas ocasiones poco más se conoce. Ahí van algunas repuestas a posibles preguntas:

¿Qué es?Qué es la legionella

Una bacteria con nombre y apellido: legionella pneumofila.

¿Dónde reside?

En el agua, pero no en la salada.

¿Cuándo hay riesgo?

Cuando instalaciones que produzcan aerosoles permitan que se propague a través del aire albergada en diminutas gotas de agua. Se trata de instalaciones como las torres de refrigeración, spas, jacuzzis,….

¿Qué pasa con esas diminutas gotas de agua?

Las podemos inhalar. La única vía de acceso a nuestro organismo es la respiratoria y afectan a nuestros pulmones. Por cierto, no se contagia.

¿Cómo se puede combatir?

El agua de la red de distribución ya viene provista de este incomodo inquilino. Debemos evitar es que en nuestras instalaciones encuentre los suficientes placeres como para procrear y alcanzar niveles de alto riesgo.

¿Con qué armas?

  • Temperaturas que no le plazcan: entre 20ºC y 45ºC se encuentra la mar de bien, mientras que por debajo de 20ºC se mantiene presente sin multiplicarse y a partir de 70ºC acabamos con ella.
  • Eliminando su dieta: sus preferencias culinarias son un tanto extrañas, pues se alimenta de lodos, zinc o hierro derivados de la corrosión y materia orgánica. Un buen mantenimiento y limpieza de la instalación acabará con su dieta.
  • Atacándola con productos que no le gustan nada: el cloro o los biocidas acabarán con ella. Dosificando estos productos la podremos tener controlada.

¿Qué pinta el bromo en todo esto?

En Rieusset disponemos de torres de refrigeración y hemos tenido que proveernos de armas para combatir contra la legionella. La dosificación en continuo de un producto biocida mediante una bomba forma parte de la táctica, aunque debemos asegurarnos a diario de que el agua del circuito de refrigeración, del cual forma parte la torre, contiene una cierta concentración de biocida. La ausencia o baja concentración de biocida harán posible la proliferación de la legionella.

El habitual equipo de bombeo programado de biocida no garantiza que la presencia de éste sea en todo momento la deseada, pues el biocida es aportado por horario indiferentemente de su concentracióBromon en el circuito de agua. Para evitar esta incertidumbre en Rieusset hemos adquirido un nuevo equipo que, partiendo de un desinfectante e hipoclorito sódico, genera bromo en el circuito, un potente elemento biocida para acabar con la presencia de la legionella. Un equipo de medida en continuo actúa sobre la estación de bombeo para garantizar que el aporte de productos permita que en la instalación la presencia de bromo esté siempre sobre el valor preestablecido. Un display nos mostrará la concentración de bromo en todo momento.

Con esta nueva adquisición disponemos de garantías en cuanto a la presencia adecuada de biocida, además de actuar con bromo, ante el cual los microorganismos no son capaces de desarrollar resistencia y con buena eficacia sobre las biocapas, que nos son más que pequeñas acumulaciones de lodo, materia orgánica,… donde puede residir la legionella, pues ahí encuentra su pequeño restaurante.

¿Queda claro para que puede servir el bromo, o sigue resultando un extraño pendiente de presentaciones?.

 

Marc Ferrer
marc.ferrer@gerosagroup.com

Departamento Técnico