; ; ; ; ; ; ; El extintor, mi fiel amigo | Rieusset, Fabricante de etiquetas

El extintor, mi fiel amigo

No es nada extraño que al abrir la puerta de casa nos lo encontremos en el rellano de la escalera. Ahí está, ese elemento pequeñín, pintado de un rojo escandaloso y de escaso valor decorativo. Le denominan extintor y lo más probable es que le conozcamos muy poco, lo que es un craso error.

Que puede ayudarnos a extinguir ese pequeño incendio en la cocina, creo que todo lector lo tiene claro, pero lo que es muy probable es que se desconozca que tipo de extintor se necesita y como utilizarlo con eficacia. En función de las características del incendio determinados extintores pueden resultar poco útiles. Para ello se han catalogado los fuegos, en base a su origen, y a partir de aquí se ha determinado el extintor adecuado para cada caso.

Clases de fuego

  • A: fuegos donde el combustible es sólido, como sería el caso de la madera, cartón, plástico,…
  • B: fuegos donde el combustible es líquido, como sería el caso del aceite, gasolina, pintura,…
  • C: fuegos donde el combustible es un gas, como sería el caso del gas ciudad, propano, butano,…
  • D: fuegos donde el combustible es un metal, lo cual nos puede parecer muy extraño, pero puede darse el caso con el magnesio, sodio o aluminio en polvo.

Esperando que queden claras las tipologías de fuego, ahora deberemos adquirir el tipo de extintor adecuado para los combustibles que tengamos en nuestro entorno.

Tipos de extintor

Aquí clasificaremos a los extintores en función del agente extintor que contengan y buscaremos su nivel de eficacia ante las clases de fuego indicadas anteriormente:

Analizando la tabla se observa que el extintor más versátil es el que está repleto de polvo ABC, pues es el que tiene una respuesta correcta para un mayor número de clases de fuego. Así que si nos toca adquirir un extintor para afrontar posibles incendios domésticos este sería el tipo de extintor más adecuado.

Cómo saber con qué tipo de extintor estamos tratando

Basta con echarle un vistazo a la etiqueta que lo identifica. En ésta constará la siguiente información:

Cómo utilizar un extintor

Ya ha llegado el momento, tras las presentaciones, de que tengamos claro que pasos debemos seguir para actuar ante un incendio con un extintor:

  1. Descolgaremos el extintor cogiéndolo por la maneta fija y lo dejaremos en el suelo en posición vertical.
  2. Retiraremos el pasador de seguridad.
  3. Antes de actuar sobre el incendio, presionaremos la palanca situada sobre el extintor para comprobar el correcto funcionamiento mediante una pequeña descarga.
  4. Ahora sí, nos aproximaremos al incendio asiendo el extintor por la maneta fija con una mano y la manguera con la otra. Presionando la palanca situada sobre la mantea fija dirigiremos el chorro sobre la base de las llamas efectuando un barrido.

Debe tenerse en cuenta que:

  • En caso de actuar en espacios abiertos debemos acercarnos al fuego en la dirección del viento.
  • En caso de actuar sobre un líquido debe proyectarse superficialmente el agente extintor, evitando que la presión de la proyección provoque el derrame incontrolado del líquido.
  • Hay que evitar que el fuego se interponga entre nosotros y la vía de evacuación.
  • Deben retirarse posibles elementos combustibles que estén cerca del fuego.
  • Si se trata de un incendio de sólidos, una vez apagado, deben espaciarse las brasas volviendo a actuar sobre ellas con el extintor.
  • Un extintor portátil de polvo ABC de 6 kg tiene una duración aproximada de 9 a 15 segundos y un extintor de CO2 de 5 kg de 45 segundos a 1 minuto.

Mantenimiento de un extintor

Del mismo modo que en el caso de un automóvil, el extintor debe ser sometido a un mantenimiento periódico. Reglamentariamente están establecidas la periodicidad y las operaciones a efectuar:

  • Comprobaciones con frecuencia trimestral, las cuales puede efectuar el usuario.
  • Comprobaciones con frecuencia anual, las cuales debe efectuar personal especializado.
  • Además, cada 5 años deberá realizarse una prueba de presión, hasta que nuestro fielamigo cumpla 20 años y deje de prestar sus servicios.

En Rieusset, donde tratamos con un significativo volumen de productos inflamables, hemos tenido que recurrir a este fiel amigo. Por ello nos hemos provisto de más de 100 extintores y de otros equipos de lucha contra incendios adecuados a cada situación. Todo ello, evidentemente, sometido a un plan de mantenimiento y con formación periódica del personal.

Aquí damos por finalizado este post, con la esperanza de que sirva para responder a esta pregunta: ¿Disponemos del extintor adecuado?

 



X