; ; ; ; ; ; ; ¿Mejoras tu proceso? Introducción al OEE - Rieusset, Fabricante de etiquetas

¿Mejoras tu proceso? Introducción al OEE

¿Mejoras tu proceso? ¿Te gustaría hacerlo? Y si lo haces ¿Consigues lo que quieres? ¿Cómo lo sabes? Es evidente que todos, en mayor o menor medida, queremos mejorar y, para ello, ponemos en marcha acciones para hacerlo. Pero ¿cómo sabemos si realmente mejoramos?

Según el proceso que queramos mejorar podemos encontrar diferentes indicadores pero, hoy, queremos contaros como medir la mejora en un proceso productivo y, por ello, os introduciremos el OEE que es la medida que utilizamos en Rieusset.

Pero, antes de ver que es el OEE ¿de dónde viene?

La mejora continua, del japonés “kaizen” (kai=cambio; zen=bueno o para mejor), es una técnica desarrollada el siglo pasado orientada a mejorar los procesos, cuya alma es el ciclo PDCA (Plan, Do, Check, Act o  en castellano Planificar, Hacer, Verificar y Actuar).  Esta técnica propone revisar los procesos de forma continua con el objetivo de mejorar su resultado. Y si nos fijamos vemos que hay una tarea, la verificación, que si entrásemos en su desarrollo, justamente habla de medir lo conseguido. 

¿Podemos pensar entonces que el OEE existe desde el primer día que se creó la mejora continua? No pero casi. El OEE fue utilizado por primera vez por Seiichi Nakajima, el fundador del TPM (Total Productive Maintenance o Mantenimiento Productivo Total) –del que ya hablaremos en otro post- como un indicador para medir el rendimiento productivo de las máquinas. 

Y ahora sí ¿qué es el OEE?

OEE son las iniciales de OVERALL EFFICIENCY EQUIPMENT o lo que se traduce como EFICIENCIA GLOBAL DEL EQUIPO PRODUCTIVO y se calcula con el producto de tres ratios que son la Disponibilidad, el Rendimiento y la Calidad.

OEE = DISPONIBILIDAD x RENDIMIENTO X CALIDAD

  • El ratio de Disponibilidad valora el tiempo que la máquina está disponible para producir
  • El ratio de Rendimiento valora la velocidad a la que realmente se produce respecto a la que se suponía debe producir
  • El ratio de Calidad valora la cantidad de retal que se genera en el proceso de fabricación

Cómo lo calculamos en Rieusset

La Disponibilidad valora cuánto tiempo estamos produciendo respecto el tiempo que tenemos la máquina disponible. Esto quiere decir, que sobre el tiempo en el que la máquina puede ser conducida por un operario valora el tiempo que la máquina está parada por la preparación de un pedido y los motivos de paro que se producen durante una producción como son la avería, el cambio de rasqueta, etc. 

Y ¿todos los paros que se producen se deben contemplar para reducir la disponibilidad? Bien, esta es una respuesta que debéis dar cada uno de vosotros. En nuestro caso, no. Nosotros consideramos que algunos paros forman parte del proceso y son necesarios por lo que, a pesar de que podríamos intentar reducirlos como el resto de paros, consideramos que no deben penalizar el ratio de disponibilidad. Este es el caso de los paros que hacemos para realizar mantenimiento preventivo.

Por su parte, el Rendimiento valora la velocidad a la que producimos respecto a la velocidad que estaba previsto producir. Este ratio se calcula a partir de los estándares que fijan la velocidad de cada uno de los productos que fabricáis. Tened cuidado que, si no tenéis estos datos por producto y trabajáis con valores medios –que también se puede hacer-, los resultados que podéis obtener pueden variar mucho en función del mix de productos que fabriquéis en cada periodo. Por tanto, antes de empezar a calcular el OEE tratad de tener estándares de velocidad por producto.

Finalmente, la Calidad la medimos en Rieusset en base a la merma que generamos en el proceso de producción. La principal dificultad que hay en este ratio es la unidad en la que se quiera hacer el cálculo. En nuestro caso, lo hacemos en la unidad de proceso ya que es como medimos en rendimiento de las máquinas. Si no tenéis la misma unidad en todos los procesos no os preocupéis. Podemos transformarla a una unidad común aunque debéis de tener cuidado con los factores de conversión. 

El OEE ¿se limita a una máquina?

No. Podemos calcular el OEE de una máquina pero también podemos calcularlo agrupado por las máquinas de una sección e, incluso, por todas las máquinas de la fábrica. De este modo, podemos tener un OEE de máquina, un OEE de sección e, incluso, un OEE de la fábrica.

Lo único que tenéis que tener presente es como hacer el cálculo cuando tenéis procesos diferentes. 

En nuestro caso, para evitar esta diversidad trabajamos con unas unidades que son comunes en todos los procesos o que convertimos, a través de factores de conversión, en acumulables. Así pues,

  • la disponibilidad la trabajamos en horas en todos los procesos,
  • el rendimiento también en horas (la velocidad no deja de ser el cociente entre unidad y tiempo) y
  • la calidad, en kilos (convertimos todas las unidades de proceso en kilos).


Finalmente, ¿cómo hemos de interpretar el OEE?

Aunque el Instituto Kaizen marca que las empresas excelentes han de trabajar con un OEE del 95% o más nosotros, en Rieusset, preferimos utilizar el OEE como lo que es, un indicador que nos dice si mejoramos. Es decir, utilizamos el OEE como un valor que nos muestra el resultado de las mejoras que implantamos. Si hacemos las cosas bien, aumenta. Si no, veremos que se mantiene o se reduce.  Y lo comparamos con el paso del tiempo.

Sí queremos matizar que el OEE se debe calcular siempre del mismo modo para tener un valor comparable. Si modificamos su cálculo o los estándares, tendremos variaciones en el resultado del OEE que no permitirá que dos periodos sean comparables.

¿Reconoces la importancia de calcular el OEE? Esperamos haber sido capaces de mostrároslo con este post y, si aún no lo calculas y quieres hacerlo, no dudes en contactarnos si necesitas ayuda. Y si ya lo calculas y quieres compartir tu experiencia, estaremos encantados de leer tus comentarios.