; ; ; ; ; ; ; Economía circular y objetivos medioambientales de Rieusset para 2018 - Rieusset, Fabricante de etiquetas

Economía circular y objetivos medioambientales de Rieusset para 2018

Mientras preparaba el último post sobre el sistema de retorno de envases vacíos y el código DPG me preguntaba como influía el trabajo que hacemos en Rieusset en el medio ambiente y me propuse, a partir de los conceptos de la economía circular, establecer los objetivos de Rieusset para 2018 en este ámbito.

Hasta ahora Rieusset siempre ha tenido presente el medio ambiente para cumplir la ley y protegerlo de su actividad industrial desde un punto de vista, principalmente, correctivo.

  • Separamos los residuos –cada vez mejor tengo que añadir- para poderlos valorizar a través de los gestores de residuos y que estos supongan un menor coste de gestión para la empresa.
  • Reducimos los mismos desde una posición de reducción de costes para ser más competitivos
  • Controlamos las emisiones para cumplir la ley

Pero ¿podemos actuar preventivamente además de correctivamente? Claro que sí.

Evidentemente no es algo que podamos hacer solos, ya que precisa tanto de la colaboración de las empresas privadas que hay en la cadena de suministro como de las administraciones y de la propia sociedad, pero hemos decidido que podemos poner nuestro granito de arena.

Antes de explicaros en que vamos a trabajar dejadme que os hable de la economía circular para aquellos que no la conozcáis.

reciclaje Rieusset

La economía circular es un concepto que combina principios de economía con otros relacionados con el medio ambiente y, básicamente, se puede describir como una economía centrada en una producción sostenible que reduzca el consumo de los recursos necesarios para la producción de un bien. La economía circular se basa en reducir, reutilizar, reparar y reciclar como si fuera un círculo continuo tal y como hace la naturaleza.

Si quieres conocer más detalles de lo que significa la economía circular mira el siguiente video: Economía circular

En la actualidad, la economía es un sistema lineal donde las materias primas se extraen para fabricar productos que tras su utilización se eliminan

¿Es esto sostenible?

Yo pienso que no. Pensad que vivimos en un planeta que no dispone de recursos ilimitados y, con el agravante del crecimiento de la población mundial, si no iniciamos acciones para controlar su consumo nos encontraremos que los mismos se acabaran más pronto que tarde.

Para continuar entendiendo que propone la economía circular dejadme que os liste cuáles son sus principios:

  1. El residuo se convierte en un nuevo recurso ya que el que es biodegradable se retorna a la naturaleza y el que no lo es se vuelve a utilizar
  2. El segundo uso. Es decir, reintroducir en el circuito económico aquellos productos que ya no se corresponden a las necesidades iniciales de los consumidores
  3. La reutilización. Algunos residuos o parte de los mismos se pueden utilizar en la elaboración de nuevos productos
  4. La reparación. Hay residuos que, tras su uso, se pueden utilizar para otras funcionalidades
  5. El reciclaje. Aprovechar los materiales que hay en los residuos
  6. La valorización. Aprovechar energéticamente los residuos que no se pueden reciclar
  7. La economía de la funcionalidad. Es decir, dar más preponderancia al uso que a la propiedad. En lugar de vender un producto mejor alquilarlo de forma que cuando termine su función principal se pueda devolver a la empresa que lo desmontará para reutilizar las partes que aún sean válidas
  8. La ecología industrial y territorial. Establecimiento de una modo de organización industrial en un mismo territorio caracterizado por una gestión optimizada de los stocks y de los flujos de materiales, energía y servicios
  9. La eco-concepción. Considera los impactos medioambientales a lo largo del ciclo de vida de un producto

Estoy seguro que leyendo estos principios estaréis convencidos de que debemos trabajar en esta línea ¿Cierto?

Pues esto es lo que también pensamos en Rieusset. Y ¿Cómo lo hacemos?

Claro que es muy fácil aceptar que queremos trabajar así pero no lo es tanto cuando tratamos de ponernos en marcha.

Al principio empezamos pensando en utilizar o promocionar materiales biodegradables para que cuando el producto finalizara su vida útil pudiera volver a la naturaleza sin causar ningún daño medioambiental. Este punto, que no descartamos, tiene dos inconvenientes principales:

  • Uno que habitualmente tienen un coste de producto superior que, a día de hoy, gran parte de nuestros clientes, no están aún preparados para pagar. Sí que hay estudios realizados en países desarrollados con una concienciación medioambiental alta que dicen en los consumidores finales están dispuestos a pagar más por un producto de estas características pero aún no está suficientemente extendido.
  • Otro que precisa que haya gestores de residuos y/o administraciones que se puedan encargar de su gestión

Luego pensamos que podíamos utilizar embalajes más ligeros o de menos espesor ya que, sobretodo, reducen la necesidad de recursos para su fabricación y minimizan costes de transporte (sobre todo si lo miramos desde la perspectiva de emisiones de CO2).

En este apartado también chocamos con los intereses de los clientes que, aunque atraídos por la idea, vuelve a poner encima de la mesa un coste superior de producto y una homologación de producto habitualmente larga y cara.

¿Qué es lo que entonces hemos decidido hacer?

Pues centrarnos principalmente en lo que depende de nosotros. Para ello, nos hemos fijado para el año 2018 algunos objetivos que nos han de permitir poner las bases para comenzar con buen pie y fuerza en este proyecto.

Así pues en el 2018,

  • Estableceremos indicadores que nos permitan identificar donde estamos y medir que nos aportan las mejoras que realicemos. Por ello,
    • realizaremos el cálculo de la huella de carbono actual
    • estableceremos indicadores de consumo de electricidad, gas, agua y nitrógeno
  • Además, trabajaremos para alcanzar la categoría C dentro del proyecto Carbon Disclosure Project

rieusset cdp logo

Para quien no lo conozca, el CDP es una organización que da soporte a las empresas y ciudades para divulgar el impacto ambiental de las principales corporaciones. Tiene como objetivo hacer que los informes medioambientales y la gestión de riesgos se conviertan en una norma empresarial haciendo que se impulse la divulgación, el conocimiento y la acción hacia una economía sostenible.

Todo ello, sin dejar de trabajar en los aspectos que antes mencionábamos de materiales biodegradables o materiales más ligeros que, poco a poco, irán introduciéndose más en la sociedad.

¿Qué os parece nuestra propuesta? ¿La consideráis bien dimensionada o tal vez poco atrevida? Esperamos vuestros comentarios para que podamos seguir mejorando nuestra contribución para un medioambiente mejor.