; ; ; ; ; ; ; Cómo será el packaging del futuro | Rieusset, Fabricante de etiquetas
Packaging del futuro en el supermercado

Cómo será el packaging del futuro

El 2019 llegó para quedarse  una buena temporada. A punto de terminar el primer mes del recién estrenado año, en Rieusset, toca hacer balance. No sólo de lo que ha sido el 2018, que también, sino de lo que va a ser el futuro más inmediato en lo que al mundo del packaging se refiere. Desde ya mismo toca detectar cuáles son las tendencias que llegan con fuerza del packaging que marcará las directrices de los próximos meses.

Y es que vivimos en una época en la que lo único cierto y constante es el cambio. En la que el usuario tiene la imperiosa necesidad de formar parte de ese cambio. Un momento en el que las personas toman una mayor conciencia de sus necesidades. Y una vez éstas se cumplen, llega el momento de satisfacer sus deseos. pero también de sus deseos. Es por esto que las nuevas tendencias de packaging, etiquetas y embalajes flexibles no son otra cosa que las demandas de los usuarios hechas realidad. De ahí la importancia de que las empresas sepamos detectarlas, que sepamos estar en el momento adecuado para darles una respuesta inmediata.

5 tendencias para el packaging presente y futuro

Así pues, tras un análisis, resumimos en 5 las características y tendencias del packaging para el futuro presente:

  1. Packaging smart: Para captar la atención de los usuarios, ya no basta que una etiqueta o embalaje sea atractiva. Que por supuesto también. Ahora el cliente busca algo que va más allá de la imagen. Busca que cuando adquiera un producto, no se quede sencillamente ahí, sino que tenga un valor añadido. Esto va desde la inclusión de códigos escaneables para recibir más información, juegos o promociones, uso de la realidad aumentada, de las redes sociales, e incluso el uso de aromas o sabores. ¿Quién da más? Pero para que un packaging sea inteligente, es necesaria la implicación del usuario. Con ello, y con mimo y cuidado por parte de las marcas, habrá una mayor posibilidad de establecer una relación más duradera en el tiempo.

packaging de Doritos

  1. Más experiencia: los usuarios, en la actualidad, no sólo compran productos o servicios, compran también experiencias. Esto cobrará, a lo largo del 2019, más sentido que nunca. Desde el momento en el que una persona adquiere un producto, hasta que lo abre y lo utiliza, el usuario espera tener una experiencia. De las empresas depende que el cliente consiga recordarla y retenerla en la mente el mayor tiempo posible.
  2. Sin color no hay paraíso: hace apenas unas semanas, Pantone anunciaba el coral como el color del 2019. Y con él, el resto de tonalidades pastel que han dominado los últimos años y seguirán haciéndolo en el futuro. Estos colores, proporcionan tranquilidad, confort y calidez, y se ligan a la madre tierra y la naturaleza. Además brindan una cierta intimidad y optimismo. Pero por otro lado, llegan también con fuerza los colores más vivos y vibrantes, tonalidades eclécticas que combinan diferentes estilos y posibilidades, pero utilizados siempre de forma coherente.

packaging living coral

 

  1. Sencillez y minimalismo: menos es más. Esta premisa siempre ha estado presente, y continuará siendo una de las tendencias que marcarán el 2019. Cuanto más limpio, natural y directo sea el diseño y el mensaje que se quiere transmitir, más efectivo será. De esta manera, el cliente o potencial cliente logrará entender, de un simple vistazo, qué pretende transmitir el producto que tiene delante.

packaging botellas Soy Lent

  1. Sostenibilidad elevada a la máxima potencia: los usuarios son cada vez más exigentes. Y en lo que al medio ambiente se refiere, aún más. Los clientes se ven cada vez más en la obligación de aportar su granito de arena para hacer un mundo más sostenible. Se creen parte del cambio, y por ello quieren que se refleje también en lo que consumen. Este año, no basta con ser “eco friendly”, hay que demostrarlo. Y es que además de producir un packaging más sostenbile, se demanda transparencia a las empresas. Se les pide que cumplan las 3R. Esto significa que los embalajes y etiquetas vean reducida la cantidad de material, que se puedan reutilizar y reciclar. En definitiva, el packaging del futuro será eficiente o no será.

Etiqueta PETE

Una vez detectadas estas tendencias, toca el momento de preguntarse si son viables, si realmente aportan valor añadido al producto, si ofrecen una solución verdadera al usuario. En caso afirmativo, ¿por qué no llevarlas a cabo? Para ganar hay que arriesgar. Para afianzar la relación con el usuario hay que sorprenderlo. Y esto es lo que viene haciendo Rieusset desde hace décadas: buscar la novedad para destacar por encima de la competencia. ¿Preparados para el 2019?



X